12 de marzo de 2014

Devastación de la Tierra :Tala indiscriminada y cultivo de soja transgénica

Selva de yungas de Palma Sola
 La localidad de Palma Sola, en la norteña provincia de Jujuy, Argentina, sufre nuevamente el avance de los desmontes a tala rasa, la destrucción de la riqueza selvática y los agrotóxicos de la soja.
Los antecedentes son inapelables: aluviones de lodo y muerte de los pobladores provocados en dos ocasiones por la actividad extractiva de grandes empresas y terratenientes que se acentúan con la protección de los poderes locales y la burla de las Leyes de Protección que no se cumplen.
Palma Sola, pequeña y hermosa localidad rural ubicada en el oriente jujeño, Departamento de Santa Bárbara, a los 23º 58m60” S y 64º 17 60” O, es uno de los últimos paisajes de biodiversidad que le quedan a la Argentina.




Desmonte en palma sola

Un maravilloso ecosistema de transición entre las selvas subtropicales andinas, o selvas de montaña, o selva de yungas y el bosque o monte chaqueño. Un horizonte de montañas que forman las serranías de Santa Bárbara y los cordones del Centinela, con alturas que superan los 2.000 metros y albergan una de las mayores biodiversidades en especies en extinción, tanto animales como vegetales.
Zona poblada desde antiguo por pueblos originarios y criollos mestizos dedicados a tareas rurales de pastoreo, pequeños cultivos alimentarios y uso cultural de las riquezas del bosque.
Un lugar de difícil acceso por lo empinado de su geografía, con un relieve quebrado abruptamente que esconde valles fértiles e inmensos árboles de preciosa madera, con ríos y arroyos cambiantes y torrenciales que bajan en el estío con su carga de vida y también de muerte.
La importancia de estos sistemas se encuentra en que estas serranías son parte de un corredor ecológico que une las espesuras de la selva de yungas con los últimos reservorios naturales de monte que quedan en la provincia de Salta al sureste.
Desde hace décadas la zona viene siendo desvastada por la tala indiscriminada que comienza siempre por los árboles de madera preciosa, continúa por el monte bajo para leña y carbón y termina con la tierra arrasada por el cultivo industrial de la soja en su indetenible avance hacia los contrafuertes andinos.

11 de marzo de 2014

Respeto

“Los demás animales no necesitan besos o amor; lo que de verdad necesitan es que les respetemos."
                                                                                        Luis Pérez García 

Henry Salt y la cuestión del Especismo...


Uno de los precursores y pioneros más importantes del movimiento de Derechos fue el escritor y activista inglés Henry Stephen Salt. En esta entrada me gustaría relatar brevemente algunos de los puntos más importantes acerca de su trabajo.

De entre los muchos datos que se pueden exponer acerca de su vida, creo que es importante destacar que Henry Salt conoció personalmente aMahatma Gandhi durante una convención vegetariana en Gran Bretaña y tuvo una influencia determinante en su pensamiento, haciéndole conocer la obra de Henry David Thoreau.

El pensamiento de Salt es importante por ser el primer pensador que anticipó la idea de los Derechos Animales en su libro titulado precisamente «Los Derechos de los Animales».
La peculiaridad de esta obra radica en ser la primera que en lugar de partir de la tradicional y asentada idea del "bienestar animal", Salt reconoce que los animales no humanos tienen derechos que no deben vulnerarse para beneficiar los intereses humanos, independientemente de la manera en que dichos interesados sean vulnerados. Es decir, Salt propugna sencillamente que los humanos deberíamos dejar de utilizar a los demás animales, y respetar sus vidas y su libertad.

Salt expone en su obra, de una forma medianamente clara, que hablar de derechos para los animales nohumanos carece de sentido si éstos deben estar sujetos a los deseos y caprichos de los humanos, y niega la presunción de que la vida humana es más importante que la vidas de otros animales:


"La falaz idea de que las vidas de otros animales [nohumanos] no tienen «finalidad moral» está conectada en su raíz con estas pretensiones filosóficas o religiosas que con tanta fuerza ha condenado Schopenhauer. Vivir una vida propia - realizar el propio ser de uno - es la más elevada finalidad moral tanto del hombre como del animal, y que los animales poseen su correspondiente grado de individualidad difícilmente puede dudarse. Hemos visto - dice Darwin - que los sentidos e intuiciones, las diversas emociones y facultades, tales como el amor, la memoria, la atención, la curiosidad, la imitación, la razón, etc., de las que el hombre se vangloria, puede hallarse en estado incipiente, o incluso bien desarrollado en animales inferiores.(..)"

"Es ésta, así pues, la postura de quienes afirman que los animales [nohumanos], al igual que los seres humanos, tienen necesariamente determinados derechos limitados, que no pueden negárseles, como se les niegan ahora, sin incurrir en injusticia y tiranía. Poseen individualidad, carácter, razón. Y poseer esas cualidades es tener el derecho a ejercitarlas en la medida en que se lo permitan las circunstancias que lo rodean. «La libertad para elegir - dice Ouida - es la primera condición de la felicidad animal, así como de la humana. ¿Cuántos animales de un millón tiene incluso libertad relativa en algún momento de su vida? No se les permite elección alguna, y todos sus intintos naturales son negados o sometidos a la autoridad» Y, sin embargo, ningún ser humano tiene justificación para considerar a ningún animal como un autómata carente de sensibilidad al que puede hacer trabajar, al que puede torturar, devorar, según sea el caso, con el mero objeto de satisfacer las necesidades o caprichos de la humanidad."

Se puede considerar, por tanto, que Henry Salt es el padre de la ética de los Derechos Animales que posteriormente inspiraría a autores y activistas como Donald WatsonLeslie Cross, y Tom Regan.

Quisiera terminar citando un último párrafo - de su libro "Seventy Years Among Savages" - en el que Salt señala otro punto muy importante: la noción de que todo crimen contra las personas (humanas y nohumanas) es igualmente injusto, puesto que todas ellas tienen en el mismo valor mora, y que deberíamos rechazarlos todos por igual. 

"Ninguna nación o individuo puede mejorar sin un cambio de mentalidad. Los activistas de todas las clases deben reconocer que es inútil predicar la paz por sí sola, la justicia social por sí sola, la anti-vivisección por sí sola, el vegetarianismo por sí solo, o el respeto hacia los animales [nohumanos] por sí solo. La causa de todos los males que infligimos al mundo es la misma: la falta general de humanitarismo, la falta de conocimiento de que toda vida sintiente es igual, y que quien perjudica a sus semejantes se está perjudicando a sí mismo. (…) 

"No es este derramamiento de sangre, o ese derramamiento de sangre, el que debe cesar, sino que todos los derramamientos de sangre innecesarios deben terminar. Así como todo deseo o inflicción de daño o muerte sobre nuestros semejantes.”

El problema de fondo que sigue sin comprenderse




"Una teoría sensata y coherente sobre los derechos de los animales debería centrarse en solo un derecho para todos los animales: el derecho a no ser tratado como propiedad de los seres humanos." - Gary L. Francione

¿Qué es la cascada trófica?


Todos los animales cumplen un rol fundamental en el equilibrio y bienestar del ecosistema.

La naturaleza es perfecta. Los animales cazan por comer, no por diversión, como lo hacen los humanos, y logran mantener el delicado equilibrio que existe en el planeta.
Pero el cambio forzado, generalmente producido por el hombre, provoca desequilibrio, afectando a los animales, plantas e incluso las aguas, debido a la llamada "cascada trófica".
La cascada trófica es una serie de efectos indirectos amplificados que los animales que están en la cima de la cadena alimenticia ejercen sobre aquellos organismos que están en niveles inferiores. Este fenómeno regula la densidad de los herbívoros y el bienestar del ecosistema. En la naturaleza todo está íntimamente relacionado, es por eso que los depredadores son tan importantes, porque da de regreso mucho más de lo que toma.
Un claro ejemplo de la cascada trófica es lo que ocurrió en el Parque Yellowstone, donde un grupo de lobos devuelto a ese lugar, logró cambiar el curso de un río, historia que muestra este pequeño documental de 4 minutos.
Una gran parte de los seres humanos parece no comprender la catástrofe que provoca al matar a los animales por diversión. Afortunadamente, cada día somos más los que sabemos que matar a otro ser vivo es un acto de crueldad y rompe con el equilibrio perfecto del mundo.

9 de marzo de 2014

Dolor





No abandones a tu amigo, No compres, Adopta

Si Usted es una de las aproximadamente 200.000 personas que durante este año va a desembarazarse de su perro abandonándolo, y aunque su insensibilidad y su embrutecimiento lleguen a tal extremo que no sienta el menor remordimiento por su conducta, le garantizo que el desdichado animal seguirá recordando cuando era uno más de la familia, y que su imagen y su olor a él no se le borrarán con tanta facilidad, como tampoco lo harán el miedo, el frío, el hambre, la soledad y la tristeza. Sólo la esperanza, viva al principio, de volver con los suyos, se irá desdibujando poco a poco en su mente irracional. 

Si es Usted un individuo tan aberrante que puede dormir plácidamente después de haber arrojado y condenado al sufrimiento psíquico y físico, además de a una muerte terrible y prematura a un ser vivo que formó parte de su hogar sin sentir la menor pesadumbre, yo confío en que cualquier día, cuando circule con su coche por una carretera, se lo encuentre destripado sobre el asfalto y lo reconozca, no sólo Usted, sino también sus hijos, y que así sepan qué clase de persona es su padre. Porque una inyección letal en una perrera o ese, aplastado bajo unos neumáticos, es el fin que seguramente va a tener gracias a Usted. 

¿Será capaz de olvidar también esa imagen?


21 de febrero de 2013

Devorar la tierra-Video-

Un corto documental, que nos explica como el consumo de carne, lleva a la destrucción del planeta por parte de la cría de animales, además nos muestra como el hombre sigue destruyendo el planeta, muy recomendable.
El ambiente, otra razón más, que si bien es menor que las razones éticas, nos impulsa a vivir sin productos de origen animal.

7 de noviembre de 2012

Los Zoológicos


Por todos los animales que han perdido su libertad y sus vidas tras las rejas..
Por todos aquellos que aún continúan siendo objeto de uso y abuso..
Por la libertad, por  justicia, por respeto a toda vida..

Aunque supuestamente en los zoológicos se preocupan por los animales, siguen siendo solo lugares donde “ coleccionan” interesantes especies . Los zoológicos le enseñan a la gente que esta bien tener a los animales atrapados, aburridos, solos y lejos de sus hogares naturales.
Por las cuatro horas que uno pasa en el zoológico, ellos pasan cuatro años o catorce o tal vez mas, si no es en el mismo zoológico, en otro, día y noche de verano a invierno. Esto no es conservación y por supuesto que tampoco es educación ni entretenimiento.



CADENA PERPETUA, 

SIN LIBERTAD CONDICIONAL



Los zoológicos varían en tamaño y calidad, desde parques sin jaulas a pequeños lugares de exhibición hechos de concreto y barras de metal. Entre mas grande es el zoológico , es mas grande el numero de variedad de animales que tiene y también mas cuesta mantener a los animales en buenas condiciones. Aunque millones de personas visitan los zoológicos anualmente, la mayoría de ellos operan con perdidas y tienen que encontrar la manera de cortar gastos, lo que muchas veces significa vender animales . La mayoría de las veces la gente que maneja el zoológico se preocupa mas por las ganancias que por el bienestar de los animales. El ex director de el zoológico de Atlanta comento: "En los animales era en lo que menos pensaba y lo ultimo que me preocupaba con todos los problemas que tiene un zoológico".

23 de septiembre de 2012

Veganismo



VEGANISMO: 

Compromiso, Respeto, Igualdad y Justicia

Por: Veronica Franco Peña

La mayoría de los activistas por los derechos de los animales nos consideramos carnívoros redimidos. La mayoría de nosotros recibió el mensaje de liberación en algún momento determinado de nuestras vidas y fue entonces, cuando consideramos estos hechos tan palpantes que llegaron a mi mente varias preguntas:  ¿Me encontraba pasando por momentos de estupor mental? ¿Mi sensibilidad y moralidad se detuvo en el tiempo? ¿Mi conciencia se tomó unas vacaciones? o ¿ llegue a perfeccionar al máximo tácticas de negación y escapismo?

Todos sabíamos que los platillos que disfrutábamos provenían de aquellos animales que muchas veces vimos en los mercados abiertos o en camino a los mataderos. Tal vez verdaderamente fuimos indoctrinados para creer que “ese tipo de animales” solo tenía una finalidad en este mundo: convertirse en nuestra comida. Incluso el idioma apoyaba esta creencia. Después de todo “esos animales” eran denominados “animales de abasto o de consumo”. No existía poder en la tierra que pudiera compararlos con el perro o gato que teníamos en casa. Ellos eran animales “domésticos” (nótese aquí también la tendencia especista de dominación) a los que podíamos querer, besar, cuidar y llorar después de muertos. Los otros, eran animales que “Dios había puesto en el mundo para servir de alimento al hombre”. Al recordar estas afirmaciones que se nos impartían en el hogar, la escuela, la iglesia, y los medios masivos de comunicación como la única norma de vida, reconozco vergonzosamente mi pasado primitivo.


Becerrito amarrado separado de su madre al momento de nacer 
Nadie nunca discutía la forma en la que estos productos llegaban a nuestra mesa. Lo importante era felicitar al chef y pedir la receta. Nadie nunca osaba cuestionar todo lo que había ocurrido para que el “ingrediente” principal de la deliciosa receta llegara a nuestro plato. Esta complicidad milenaria, cruel, corrupta y dañina nos protegió hasta el día en que despertamos a la realidad de una dieta 100% vegetariana/vegana basada en productos vivos, frescos, sanos y libres de sangre inocente.

Si eres vegano sabes perfectamente bien de qué hablo. Pero si no lo eres, te sugiero que por solo un momento, consideres la siguiente información la cual puede ser fácilmente corroborada


Cerdos enganchados vivos

Todo cambio serio y consciente requiere de un proceso de investigación y evaluación personal. Debemos recordar que por un determinado período de tiempo consumimos los cuerpos inertes de animales sin detenernos a considerar los efectos nocivos de esta dieta. Algunas personas optan por el vegetarianismo/veganismo por razones de salud, su preocupación por el medio ambiente, la crisis alimenticia a nivel mundial, por motivos religiosos o por razones éticas relacionadas con el brutal sufrimiento de los animales destinados al consumo en las denominadas granjas factorías.
Los animales destinados al consumo humano viven vidas miserables en las que no se respetan sus necesidades más básicas ni sus derechos como seres vivos. Sufren mutilaciones, deprivaciones, y malos tratos en medio de condiciones deplorables de hacinamiento total para obtener de ellos el máximo rendimiento posible.

Traslado hacia la muerte